ESPECIALISTAS EN

MANOMETRÍAS

Estudio realizado por médico certificado, incluye utilización de equipo de manometría, reporte impreso. 

Entrega de resultado mismo día.

A SÓLO

$3,999

*Requiere receta médica

UBICACIÓN

Av. Cuauhtémoc 206D

Col Doctores, Mexico DF

HORARIO

LUNES A VIERNES 

08:00 a 18:00 hrs.

SÁBADO

08:00 a 14:00 hrs.

AGENDAR CITA

5086-8356

55 8612 8630

HOSPITAL GENERAL

Médico Responsable

Dra. Martha Ruth Dávila Zenteno

Cédula Profesional 5993444

​Cédula Especialidad: 8993319

Curso de Alta Especialidad Motilidad Gastrointestinal - Hospital Juarez de México 2017-2018

Curso de Alta Especialidad Endoscopia Gastrointestinal - Hospital "Dr. Manuel Gea Gonzalez" 2015-2017

Curso de Alta Especialidad Cirugía Endoscopica - Hospital Manuel Gea Gonzalez" 2010-2014

¿Qué es la manometría?

La manometría esofágica es una prueba que se usa para medir la función del esfínter esofágico inferior (la válvula que evita el reflujo del ácido gástrico hacia el esófago) y los músculos del esófago. Esta prueba le informará a su médico si su esófago puede mover los alimentos a su estómago de manera normal. Esto le ayudará a su médico saber por qué puede estar experimentando problemas con su sistema digestivo, ayuda a comprender los procesos digestivos y de deglución.

La manometría indicará no solo qué tan bien el esófago puede mover los alimentos hacia abajo del esófago, sino también qué tan bien está funcionando el esfínter esofágico para evitar el reflujo.

¿A qué personas se le realiza el estudio comúnmente?

Existen varias indicaciones, algunas de las cuales serían:

• Dificultad para tragar

• Dolor al tragar

• Acidez

• Dolor en el pecho

• Problemas de deglución

• Trastornos del sistema digestivo

¿Qué sucede antes, durante y después de la manometría?

Es importante que indique al médicos si el paciente tiene alguna afección pulmonar o cardiaca y/o si tiene alergia a algún medicamento.

El paciente debe seguir las siguientes las instrucciones (a menos que su médico le indique lo contrario):

 

Un día (24 horas) antes de la prueba, deje de tomar bloqueadores del canal de calcio. Además, deje de tomar nitratos.

Doce horas antes de la prueba, no tome sedantes.

No deje de tomar ningún otro medicamento sin hablar primero con su médico.

El día de la prueba no coma ni beba nada de 4 a 6 horas antes de la prueba.

¿Qué se siente durante el examen?

El paciente no estará sedado, sin embargo; se aplicará un anestésico tópico (medicamento para sirve para aliviar el dolor) en la nariz para que el paso del tubo sea más cómodo.

Se pasa un tubo pequeño y flexible por la nariz, por el esófago y hasta la boca del estómago. Este tubo es un catéter de alta resolución que tiene aproximadamente 4 mm de diámetro. El tubo no interfiere con su respiración. El paciente estará sentado mientras se inserta el tubo.

Es posible que el paciente sienta cierta incomodidad a medida que se coloca el tubo, pero se tarda solo alrededor de un minuto en colocar el tubo. La mayoría de los pacientes se ajustan rápidamente a la presencia del tubo. Los vómitos y la tos son posibles cuando se coloca el tubo, pero son raros.

Después de insertar el tubo, se le pedirá que se acueste sobre su lado izquierdo. El extremo del tubo que sale de la nariz está conectado a una máquina que registra la presión ejercida sobre el tubo. Los sensores en varios lugares del tubo detectan la fuerza del esfínter esofágico inferior y los músculos del esófago. Durante la prueba, se le pedirá que trague una pequeña cantidad de agua para evaluar qué tan bien están funcionando el esfínter y los músculos. Los sensores también miden la fuerza y ​​la coordinación de las contracciones en el esófago al tragar.

Un vez se termine la prueba el gastroenterólogo interpretará las grabaciones que se hicieron durante la prueba.

© Copyright 1995-2018 The Cleveland Clinic Foundation. All rights reserved.

Gastroendoscopía

Especializada de Mexico

2018

  • Black Facebook Icon